Lijadora de banda: qué es, cómo usarla y tipologías

 

La lijadora de banda es una de las herramientas imprescindibles en todo taller o fábrica, y es que se trata de la mejor máquina para trabajar en grandes superficies planas. Con poco esfuerzo, los resultados que se obtienen con la lijadora de banda son excelentes; no obstante, el mercado ofrece varios tipos de lijadoras. Antes de elegir una, debes tener en cuenta la forma de uso, sus tipologías y las principales medidas de seguridad. Sigue leyendo y tendrás todos los detalles.

 

Características principales y tipos de lijadora de banda:

Ya sea manual (también llamada fija) o portátil, la lijadora de banda es una herramienta pensada para lijar superficies planas, formada por una banda de lija continua y un par de rodillos que la tensionan. La función del primero de los dos rodillos es desplazar la cinta lijadora; la del segundo es regular tanto el movimiento como la tensión.

En cuanto a las tipologías de lijadora de banda podemos distinguir entre dos categorías según su alimentación:

Lijadoras de banda eléctricas

A la hora de elegir este tipo de lijadoras, te recomendamos que observes la potencia para tener una referencia comparativa. A su vez, puedes encontrar dos tipos de lijadoras eléctricas: según el tipo de lija (vibratorias, rotativas u orbitales) y según el tipo de movimiento que realizan (de banda, delta o multifunción).

Lijadoras de banda neumáticas

Las lijadoras neumáticas son prácticas porque no requieren conexión eléctrica: funcionan mediante un compresor de aire. Es la tipología más elegida por profesionales ya que, ellos, ya suelen tener el compresor, por lo que lo aprovechan, economizando el precio de la máquina, así como rebajando su peso considerablemente.

 

Consejos de seguridad en el uso

Es importante que el personal que vaya a utilizar la lijadora de banda sea profesional, experimentado y use equipos de seguridad adecuados, tales como:

  • Guantes anticortes para proteger las manos y los dedos de posibles cortes y quemaduras
  • Gafas de seguridad para proteger los ojos de materiales que puedan dispararse mientras se lija.
  • Mascarilla autofiltrante para partículas del ambiente, ya que es muy fácil aspirar el polvo de los materiales lijados.
  • Orejeras para proteger de los ruidos graves y fuertes producidos por las máquinas.

 

Prevención: consejos a tener en cuenta

La prevención es uno de los puntos clave para evitar accidentes. Veamos una lista de consejos que pueden ayudar a mejorar su uso y su seguridad:

  • Comprobar que la máquina no está en mal estado o estropeada
  • No soltar la lijadora antes de que se haya parado por completo
  • Vigilar la postura en el momento del trabajo
  • No forzar la máquina durante su uso, ni emplearla para materiales no adecuados
  • Revisar la máquina antes de cada uso, desconectada
  • Limpiar el polvo que produce la máquina durante el uso
  • Mantener la lijadora alejada de fuentes de calor y bien almacenada

 

Ahora que conoces más detalles acerca de qué es, cómo funciona y qué aspectos de seguridad debes de tener en cuenta a la hora de elegir una lijadora de banda, cuéntanos: ¿ya tienes un modelo visto? Recuerda que tu proveedor de material siempre puede ayudarte en dicha elección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *