Qué es un tubo termoretráctil y cuáles son sus características

Dentro de las tareas de la gestión de material necesario para un proyecto podemos distinguir entre materiales con un papel principal y otros con un papel secundario. Éstos últimos no son menos importantes, todo lo contrario: pueden ser aspectos clave de un trabajo, tanto a nivel de presentación como de presupuesto. Uno de estos actores secundarios es el tubo termoretráctil: veamos qué es exactamente y cuáles son sus características.

¿Qué es y para qué sirve un tubo termoretráctil?

En 1962, la empresa Raychem Corporation inventa el tubo termoretráctil, cambiando la percepción de la forma de aislar y proteger el cableado eléctrico. Y es que estos tubos son una pieza fundamental para la agrupación, protección y aislamiento de cables, sea cual sea su tamaño, sea cual sea su finalidad.

Fabricado en poliolefina, nylon o plástico, el tubo termoretráctil está disponible en distintas formas y modelos para que puedas adaptarlos al uso final: desde los microscópicos para paredes muy ligeras hasta tubos con un mayor grosor y una mayor rigidez para paredes más grandes. Asimismo, el mercado ofrece tubos termoretráctiles con otras características:

  • diferentes colores para diferenciar la tipología del cable que pasa a través de ellos, así como las conexiones necesarias en los extremos
  • protección a los rayos ultravioleta (UV)
  • los existen aptos para electrónica e informática, que aíslan el calor y permiten mantener los cables ordenados

Así, el tubo termoretráctil tiene las siguientes características principales:

  • es un gran aislante eléctrico
  • permite resguardar del polvo, líquidos y otras partículas ambientales
  • otorga estabilidad, ya que su posición es una mezcla perfecta entre rigidez y flexibilidad
  • puede estar fabricado en distintos materiales, que deberás tener en cuenta a la hora de la elección según el objetivo del tubo:
    • elastoméricos
    • FEP (propileno de etileno fluorado)
    • PVC
    • caucho de silicona
    • PVDF (fluoruro de polivinilideno)
    • PTFE o viton (ambos fluopolímeros)

¿Qué aspectos se deben tener en cuenta a la hora de elegir el tipo de tubo termoretráctil? Aquí te damos algunos consejos:

  • debes tener en cuenta el grosor y el diámetro de la pared por donde deben pasar los cables
  • es importante tener en cuenta el grado de contracción, así como el cambio longitudinal después de dicha contracción
  • la temperatura es otro factor importante, tanto la de trabajo como la mínima de contracción

Modo de uso del tubo termoretráctil

Para conocer cómo se debe utilizar correctamente el tubo termoretráctil, puedes seguir las siguientes instrucciones:

  1. Introducir el conjunto de cables que deben de pasarse por el interior de los tubos antes de realizar las conexiones con los extremos de los cables.
  2. Deslizar el tubo hacia las juntas realizadas en el interior de las paredes.
  3. Se puede lubricar con silicona especial si los materiales están muy ajustados.
  4. Para dejar de una forma correcta la unión entre el tubo y la junta, se puede calentar el tubo con alguna herramienta de calor como por ejemplo un decapador.

Después de leer estos consejos y características, seguro que te ha quedado más clara la función del tubo termoretráctil. Y ahora, cuéntanos en nuestra comunidad: ¿cuáles son los tipos que sueles usar? ¿Te ha quedado alguna duda sobre cuál es el más adecuado para el trabajo que debes realizar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *