¿Conoces qué tipo de sierra circular necesitas?

La sierra circular es una de esas herramientas que deben estar en todo taller. Usada para cortar madera, metal, plástico… es una máquina imprescindible. No obstante, la cantidad de tipologías es tal que en ocasiones es difícil reconocer cuál es el estilo que mejor se acopla a nuestras necesidades. En este artículo veremos los tipos de sierra circular, así como sus principales precauciones de uso.

 

Sierra circular: tipologías

Es importante conocer los tipos de sierra circular que ofrece el mercado para elegir la mejor según la finalidad del trabajo a realizar. Veamos las tipologías principales:

  • Sierra circular manual

Es la sierra circular perfecta para realizar cortes rápidos y rectos. Su potencia puede llegar a los 1400W y llegar a velocidades de hasta 4500 revoluciones por minuto. Tal y como su nombre indica, es el propio operario el que emplea, con sus manos, la sierra en la superficie a cortar.

  • Sierra de banco o de mesa

La sierra de banco, también llamada sierra de mesa, es una sierra circular que permanece anclada en el banco de trabajo. El operario acerca la madera o material a cortar al disco para realizar el corte.

  • Sierra ingletadora

Esta sierra también es muy común: se encuentra instalada en una mesa y el operario sube o baja el disco para hacer el corte pertinente. La sierra ingletadora es muy útil para realizar cortes a 90º con respecto a la mesa; no obstante, el operario puede darle cierto grado de giro.

  • Sierra de aserradero

Las sierras de aserradero son ese tipo de sierra en la que el disco, normalmente con dientes de gran profundidad, permanece activo y el material a cortar se desplaza hacia él mediante una cinta transportadora. Muy común, por ejemplo, para cortar tablas muy largas o incluso troncos.

 

Precauciones de uso de la sierra circular

La sierra circular es una máquina muy usada, pero también es muy peligrosa. Hay ciertos aspectos básicos de seguridad que deben llevarse a cabo para que el operario no corra peligro.

  • Colocación del disco: la colocación debe realizarse cuando la máquina está desconectada de la corriente. En cuanto a la forma de asegurar el disco, es importante apretar en el eje con una llave. Importante: los dientes del disco deben quedar anclados en un taco de madera mientras se realiza la colocación.
  • Comprobación de las cáscaras de protección: es imprescindible realizar esta comprobación. El disco no debe rozar las cáscaras de protección.
  • Regulación del corte: es importante tener en cuenta cuánto sobrepasará el diente del disco una vez hecho el corte.
  • Evitar posibles accidentes: hay muchas acciones que podemos realizar para que la tarea de cortar sea segura: evitar el acercamiento del disco a los ojos cuando está en funcionamiento, vigilar que la sierra no salga proyectada, caída de la máquina…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *