Características ingletadora metal: ¿sabes cuál elegir?

ingletadora metal

En la manipulación de metales como hierro o aluminio se hace indispensable proveernos de una ingletadora adaptada a realizar este tipo de cortes. ¿Sabrías qué ingletadora de metal escoger? En este artículo, titulado “Características ingletadora metal: ¿sabes cuál elegir”, te damos todas las claves.

 

Ingletadora metal: ¿qué es?

La ingletadora es una plataforma de corte que permite, mediante la manipulación de un disco, ajustar el grado de corte que queremos (también realiza cortes a bisel, rectos…). Y es que la ingletadora también es, a veces, llamada caja de ingletes (un inglete es un ángulo de 45 grados).

Ya te hemos descrito en este otro artículo algunas características generales de las ingletadoras, puedes leerlo para ampliar la información o si lo que buscas es más bien una herramienta apta para diversos materiales. No obstante, en el post de hoy hacemos también un breve repaso sobre lo que conseguimos con una ingletadora es:

  • Precisión de corte
  • Controlar y fijar la pieza a cortar
  • Ajustar los grados que queremos aplicar
  • Rapidez
  • Comodidad por la poca fuerza que hay que ejercer

Si trasladamos estas características al trabajo con metal, tenemos ingletadoras de metal que permiten realizar un trabajo preciso y con control, incluso ante este tipo de material.

 

¿Cómo escoger entre ingletadoras de metal?

Hablando concretamente de las ingletadoras de metal, podemos mencionar algunas características concretas:

  • Usan discos abrasivos que permiten cortar metal. Es importante saber que son diferentes a los discos que cortan madera en eje y en forma.
  • Cualquier ingletadora debe asegurar la protección y seguridad del usuario. Por eso, está bien que las ingletadoras de metal tengan seguros que bloqueen el mecanismo.
  • Siguiendo con la seguridad, es importante que la ingletadora tenga protección para las chispas que se generarán por la fricción entre los cuerpos metálicos.
  • Un último punto importante, la precisión. Es ideal contar con una guía que verifique nuestro corte preciso y recto. Normalmente es una guía láser.

Como siempre, la elección va a depender del uso que requieras en tus trabajos profesionales. Si la actividad está más o menos equilibrada entre maderas y metales, puedes escoger una ingletadora que te permita cortar ambos tipos de material con precisión (ya sea porque el disco lo permite o porque puedas y quieras tener discos intercambiables que te aporten en cada caso el uso adecuado).

Hay algunas características accesorias, pero recomendables, que también puedes tener en cuenta.

  • Aspirador de polvo. Algunas marcas ofrecen la conexión de la máquina a tu aspirador industrial, que te permiten recoger las virutas que vas a tener que desechar. Nos parece más cómodo que tener que ir controlando el nivel de basura de un depósito. Esta es más bien una opción para los cortes con madera.
  • Protectores de cuchilla. La mayoría los tienen. Asegurarse de que las cuchillas están protegidas es una manera de evitar accidentes y minimizar el riesgo laboral.

Adaptar nuestra ingletadora al metal

El disco de una ingletadora corriente puede no ser apto para materiales ferrosos. Podemos, no obstante, adaptar la ingletadora para tal efecto. Se le instala fácilmente un disco de corte para metal. Tomando todas las precauciones, simplemente debemos tener en cuenta el tamaño del eje, reemplazando el soporte interno por uno adaptado al eje de nuestro disco de metal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *