Usos de la amoladora pequeña

amoladora pequeña

Por su tamaño, la amoladora pequeña es de ese tipo de herramientas que nos puede servir para diferentes cosas. Le podemos dar el uso de fresadora, lijadora e incluso pulidora. Lo más destacable es su fácil manipulación y la versatilidad de la que podemos aprovecharnos. Hoy queremos descubrirte más acerca de los usos de la amoladora pequeña, ¡para que la aproveches al máximo!

La amoladora: definición

Empecemos por el principio, ¿qué es una amoladora? Luego nos centraremos en los usos de una de dimensiones reducidas. La amoladora también recibe el nombre de esmeriladora. Es una máquina que posee un motor eléctrico con un eje al que podemos unir discos, uno o dos, dependiendo, con los que realizar las tarea de afilar, cortar, pulir… El disco gira y es intercambiable; usaremos uno y otro según la acción que se requiera.

  • Blandos: para pulir y abrillantar
  • Material abrasivo: para limpieza de piezas metálicas que necesiten un acabado y para afilar herramientas como pueden ser cuchillos y otras piezas de corte.

¿Cómo usar la amoladora?

Se trata de una herramienta muy práctica que debe de usarse en condiciones de seguridad óptimas. Son acciones básicas y lógicas que no está nunca de más recordar.

  • Desenchufarla al poner el disco o cambiarlo
  • Usar gafas de protección. Mucho mejor usar unas integrales debido a que depende de lo que estemos trabajando pueden generarse chispas.
  • Evitar que se rompa el disco controlando el corte. Si por ejemplo cortamos un tubo al aire por el centro, y ese tubo está apoyado en los dos extremos, corremos el riesgo de que nuestro disco se fracture y nos dañemos con alguno de sus pedazos.
  • Hay que protegerse las manos con guantes, teniendo en cuenta que no evitarán cortes, sino que son una seguridad para agarrar mejor la herramienta.

Ya te explicábamos todo lo que debes saber sobre una amoladora radial, ahora toca que nos centremos en la amoladora pequeña y veamos qué funciones puede cumplir.

Sobre la amoladora pequeña

Cuando hablamos de amoladora pequeña nos referimos a tamaños de entre 115- 125 mm. Estas medidas hacen que nuestra amoladora sea muy manejable y que podamos trabajar con ligereza con ella. El uso que consigamos nos lo darán los diferentes discos y apliques que adquiramos. Cada disco sirve para una actividad diferente:

  • Para cortar hormigón y ladrillo
  • Para repasar soldaduras de hierro.
  • Para repasar ladrillos
  • Para corte para trabajar azulejos, etc

Centrándonos en una amoladora pequeña vemos que nos puede servir para:

  • Realizar cortes: como hemos dicho, si nos hacemos con un disco apto, podemos cortar desde madera hasta metales.
  • Decapar superficies: con la suficiente destreza se puede usar para este fin teniendo en cuenta no dañar el disco.
  • Pulido: Al realizar cualquier corte, hay que conseguir un buen acabado. Con una amoladora pequeñapodrás hacer esta tarea con comodidad, ya que no te va a pesar y es fácil de manejar.
  • Lijado: si consigues un disco que lije, adelante, con la suficiente pericia podrás lijar con tu pequeña amoladora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *