¿Cuáles son las medidas de seguridad que debes tomar en un torno de sobremesa?

torno de sobremesa

Ya sabes que un torno de metal o torno de sobremesa se usa para el mecanizado de materiales con una dureza relativa, y que fue diseñado para mecanizar metales, pero que con la llegada de plásticos y otros materiales se usan en muchas aplicaciones diferentes.

En la jerga de los mecánicos, se llama simplemente torno, o se habla de subtipos más específicos, como el torno de herramientas o el de torreta. Lo que tenemos claro es que estas máquinas eliminan material de una pieza de trabajo giratorio mediante movimientos lineales de herramientas de corte, como brocas.

¿Cómo está diseñado un torno de sobremesa?

El diseño de los tornos puede variar mucho dependiendo de la aplicación que se le querida dar, pero sus características básicas son comunes. Tienen al menos un cabezal, una cama, un carro y un contrapunto y están construidos con una base de apoyo que mejoran su estabilidad. Así se pueden suplir las tolerancias y la repetición de movimientos.

Qué consideraciones de seguridad debes tener con un torno de sobremesa

Existen diferentes riesgos derivados de su uso de los que te queremos hablar:

Riesgo mecánico o físico

  • Las herramientas de corte y los soportes se pueden romper durante el uso.
  • Las virutas metálicas pueden estar muy calientes y tener filos agudos, por lo que no deben tocarse directamente. Pueden ocasionar quemaduras en la piel y lesiones oculares.
  • Antes usarlo, tienes que asegurarte de que las plaquitas del torno y las piezas están bien seguras en el soporte para que no se aflojen. Puede haber vibraciones excesivas que rompan la herramienta.
  • Usa siempre el equipo de seguridad adecuado y las protecciones y bloqueos de seguridad de las máquinas durante todo el proceso, y no uses piezas que sospeches que pueden estar dañadas. Si es así, llévalo a reparar o recíclalo, si no tiene arreglo. vuelva el producto al lugar adecuado para su reparación, sustitución o reciclaje.
  • Usa elementos de recolección de partículas como virutas, elementos de corte u otros objetos que puedan salir proyectados, y usa siempre equipo de protección personal adaptado a las circunstancias.

Riesgo de polvo y pulverizado

Es importante que los productos y herramientas de metal duro que uses no se vuelvan a amolar o a afilar sin las medidas de seguridad adecuadas, para que se pueda recoger el polvo y evitar una sobreexposición. Las funciones de amolado, corte o quemaduras pueden producir partículas que se pueden tragar o entrar en contacto con la piel y los ojos e inflamar las vías respiratorias e irritar la nariz, garganta, piel y ojos.

Hay muchos estudios que dicen que inhalar de forma repetida polvo de metal duro puede provocar enfermedades pulmonares  como la fibrosis pulmonar intersticial o cáncer. Además, también pueden causar alergias en la piel por un contacto prolongado.

Así, manipula el polvo sin que haya contacto con la piel y usa guantes para minimizar el riesgo de reacciones alérgicas. El cobalto puede ocasionar alergias potenciales por exposición repetida. De todas formas, puedes tomar medidas preventivas evitando la formación e inhalación del polvo con una ventilación local adecuada. Si no dispones de ella, usa respiradores homologados a escala nacional.

Tampoco es recomendable que comas, bebas o fumes en el trabajo, y de hacerlo debes lavarte bien. ¿Sigues normalmente estas recomendaciones de seguridad a la hora de usar un torno de sobremesa? Es muy importante que lo hagas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *