Descubre los tipos de EPIs o Equipo de Protección Individual

tipos de epis

Los EPIs o Equipos de Protección Individual son un elemento clave en la seguridad del operario. La ley indica que toda empresa debe tener en cuenta estas protecciones, sea cual sea el tipo de empresa o de peligro al que está expuesto el trabajador. En este artículo veremos más sobre qué son exactamente este tipo de protecciones así como contarte cuáles son los principales tipos de EPIs que puedes encontrar.

Sobre los EPIs o Equipo de Protección Individual

Las empresas están obligadas por ley a abastecer a los empleados de EPIs, así como de tener en cuenta todas las protecciones colectivas. Los EPIs o Equipo de Protección Individual tienen la siguiente definición según el Real Decreto 773/97: “cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud en el trabajo, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin”.

Es importante tener en cuenta un aspecto vital en la seguridad de los trabajadores y sobre los EPIs: la protección colectiva siempre estará por encima de la protección individual. Es decir, todas las acciones para la protección de todos los trabajadores (como puede ser unas instalaciones seguras, ventilación adecuada, señalizaciones, limpieza…) y sirven para controlar y eliminar los riesgos antes de que ocurra ningún peligro. En la parte contraria, los EPIs son la última parte de la cadena de protección entre el peligro y el usuario.

Otro punto clave del uso de los distintos tipos de EPIs es el hecho de cómo se usan. Es decir, los EPIs protegen al usuario de ciertos peligros, pero nunca hay que dejar de lado el sentido común y eso no significa que no se deban tomar precauciones en su uso, mantenerlos adecuadamente, revisarlos, que sean certificados y homologados…

Tipos de EPIs

La protección del usuario envuelve un gran número de aspectos a tener en cuenta. Ya hemos mencionado algunos tipos de protección colectiva, pero en este apartado analizaremos los tipos de EPIs o individuales:

Protección para la cabeza

En este punto encontramos EPIs tales como cascos de seguridad (usados en obras, construcciones, minas…), así como gorras de tejidos especiales o cascos especiales, pensados para su uso en contacto con el fuego o ciertos productos químicos.

Protección para el oído

El oído es un órgano muy sensible que en ocasiones pasa desapercibido. Es importante pensar en protecciones tales como tapones, orejeras, protecciones acoplables a los cascos… así como en aparatos de intercomunicación.

Protección para cara y ojos

Los principales tipos de EPIs en cuanto a protección de los ojos son las gafas (ya sean universales, integrales o tipo cazoleta). Asimismo, las pantallas de protección son muy útiles para proteger tanto los ojos como el resto de la cara: hablamos por ejemplo de las máscaras de soldadura.

Protección para las vías respiratorias

Hay ciertos trabajos que ponen en peligro las vías respiratorias de los empleados. En este caso debemos pensar en los tipos de EPIs que protegen esta zona del cuerpo: pensaremos en equipos filtrantes (tanto de partículas, como de gases o vapores), aislantes (con suministro o no de aire) y respiratorios (cascos, máscaras…). En este apartado añadiremos también los equipos de submarinismo.

Protección para manos y brazos

Los protagonistas aquí son los guantes y mangas: contra agresiones mecánicas, químicas, de origen eléctrico o térmico…

Protección para pies y piernas

El calzado de protección es clave para la protección de los pies: botas de seguridad, de trabajo, con protección al frío o calor extremos, contra posibles daños derivados de la electricidad… Y pensando siempre en la suela.

Protección para la piel

Como son las cremas protectoras o pomadas.

Protección para tronco y abdomen

Chalecos, chaquetas, delantales, cinturones o fajas pueden ser una gran protección para esta zona del cuerpo: contra perforaciones, cortes, peligros químicos, térmicos, contra los rayos X…

Protección corporal

Por último, existen unos tipos de EPIs pensados para cubrir y proteger el cuerpo en su totalidad: dispositivos anticaída, arneses, ropa de protección antipolvo, antigas, contra bajas o altas temperaturas, contra agresiones químicas, mecánicas, etc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *