Elegir zapatos de seguridad en función de la fisonomía de los pies

Zapatos de seguridad

Los pies son la base de nuestro cuerpo: todo nuestro peso recae sobre nuestros pies. Parece un razonamiento obvio, pero muchas veces olvidamos que son los pies los que nos permiten realizar nuestras tareas del día a día. Pero, ¿pensamos realmente en ellos? Realmente, olvidamos la gran importancia que tienen. En este post queremos contarte la importancia de los pies para darte algunos consejos sobre cómo elegir zapatos de seguridad en función de la fisonomía de los pies.

Forma y estructura de los pies

Como decíamos, sobre los pies recae el peso de todo nuestro cuerpo. Su fisonomía, su amplitud, su longitud, la forma de los dedos… nos permiten caminar, correr, saltar… De hecho, el uso de los pies para mantenernos erguidos es una de las principales diferencias que tiene el ser humano con respecto a otras especies: esta postura nos permite tener las manos libres.

En cuanto a la forma, aunque muchos crean que los pies son planos, en realidad tienen un arco muy importante, más de lo que pensamos. Gracias a este arco podemos tener agilidad de movimiento, adaptarnos a cada terreno, tener estabilidad, repartir el peso de nuestro cuerpo…

Los famosos pies planos, los juanetes, callos, durezas… Estas son sólo algunas de las enfermedades más comunes en nuestros pies. ¿Qué los causa? Mucha culpa la tienen los zapatos inadecuados. Por ello es tan importante elegir el modelo de zapatos de seguridad correctamente.

Zapatos de seguridad hombre y zapatos de seguridad mujer: elegir modelo según fisonomía de los pies

Debido a la gran importancia que tienen los pies y la relación directa que tiene con nuestro rendimiento en el trabajo, es vital que el calzado de seguridad se elija de manera correcta. Muchas empresas eligen los zapatos de seguridad según color, materiales, diseño… Pero es primordial que la elección se base en la fisonomía de los pies.

Zapatos de seguridad hombre y zapatos de seguridad mujer

Ya sean zapatos de seguridad para hombre o para mujer, este tipo de calzado debe tener en cuenta la forma del pie: se debe elegir un zapato cómodo, ergonómico, que permite los movimientos del pie libremente.

Aunque anatómicamente el pie del hombre y el de la mujer son iguales, sí es cierto que el del hombre suele ser más ancho y el de la mujer más alto. Este hecho es muy importante a la hora de elegir zapatos de seguridad, ya que la misma elección para ambos géneros puede acarrear problemas de salud.

Tipos y clases de calzado

En el momento de escoger zapatos de seguridad debemos tener en cuenta que existen 3 tipos diferentes de calzado:

  • Calzado de seguridad
  • Calzado de protección
  • Calzado de trabajo

Según su material de fabricación, podemos clasificarlos como I o II. En la categoría I encontraremos el calzado que ha sido fabricado en cuero u otros materiales. Por su parte, la categoría II incluye zapatos realizados en caucho o polimérico.

Para saber si un calzado de seguridad es homologado, debemos fijarnos en ciertos aspectos, como por ejemplo:

  • Tallaje: la talla del zapato debe estar correctamente indicada
  • Fabricante: debemos poder ver quién es el fabricante mediante su marca, así como el tipo de fabricante
  • Fecha de fabricación: es de vital importancia conocer, por lo menos, el trimestre de fabricación del calzado de seguridad, ya que algunos materiales pueden deteriorarse con el paso del tiempo.
  • Normativa europea: cada calzado debe pasar un examen para verificar que es homologado. En este caso, debe aparecer en la caja o en el calzado el número y año de la norma europea usada para dicho examen.

Seguro que ahora puedes elegir correctamente los zapatos de seguridad adecuados para tu plantilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *