¿Por qué tener un juego de destornilladores?

juego destornilladores

El destornillador es una herramienta muy común. ¿Sabías que su uso se documenta desde el siglo XV? No es de extrañar que, después de tantos siglos, todavía sea una herramienta de lo más usada. ¿Aún te preguntas por qué tener un juego de destornilladores? Pues porque cada tarea necesita una herramienta precisa que se ajuste al uso que vayas a darle. Veamos un poco más sobre el tema.

 

¿Por qué tener un juego de destornilladores?

Si consigues hacerte con un juego de destornilladores variado y de diferentes tipos te asegurarás de cumplir con las condiciones óptimas para desarrollar tu trabajo. Para conseguirlo, deberás tener en cuenta algunos aspectos acerca de los destornilladores y su uso, como por ejemplo que:

  • el tornillo ajuste bien al destornillador en anchura y forma.
  • uses tus destornilladores únicamente para atornillar o desatornillar. Así te asegurarás que los bordes de la cuña están siempre perfectos.

  • puedas trabajar en condiciones de seguridad adecuadas, sin sujetar con tu mano la pieza a atornillar para evitar dañarte.

 

Características óptimas del juego de destornilladores

Para saber si tienes un buen juego de destornilladores está bien que, antes de comprar, reflexiones sobre los usos que quieres cubrir en tus trabajos. En casos profesionales, ten en cuenta que lo mejor es escoger siempre la gama más alta. Los destornilladores del juego de destornilladores deben proporcionarte unas características óptimas que ayuden a conseguir la máxima calidad e integridad de la tarea. Así, las características de un buen destornillador son:

  • Mango fabricado en bimaterial y con empuñadura antideslizante y a poder ser, ergonómica para una mayor sujeción.
  • Vástago de acero o de aleación de vanadio.
  • Los destornilladores pueden ser cortos, medios, largos o telescópicos.

 

Tipos de destornilladores

¿Qué tipos de destornilladores existen? ¿Cuáles deben estar en tu juego de destornilladores? A continuación te damos algunos consejos para que sepas cuál es el que más te conviene.

  • Existen destornilladores de punta plana, de estrella, Torx, con punta imantada y Allen, principalmente
  • Escoge destornilladores de punta plana para realizar trabajos que tengan presentes tornillos de boca recta.
  • Un destornillador de estrella te va a servir para los tornillos que tengan cabeza.
  • Si hablamos de destornillador de tipo Torx y Allen, al estar pensados para tornillos con una boca específica, tipo poligonal, es importante poder cubrir varias dimensiones, así que sería lo más adecuado disponer de un set de llaves de diferentes tamaños y medidas.

  • La punta imantada proporciona seguridad y eficacia. Al ajustarse perfectamente el tornillo al destornillador y buscar su centro gracias al imán del destornillador, se cumple la ventaja de obtener un trabajo más rápido y minucioso.

Una de las cosas más importantes es no usar medidas incorrectas. Es decir, si empleamos un destornillador que nos baile en la cabeza del tornillo, vamos a dañar el tornillo pudiendo llegar a deformar la cabeza y dejarlo impracticable. Además, nuestro brazo puede resbalar al aplicar la fuerza de manera dispersa y no queremos tener ningún pequeño accidente.

 

Destornilladores especiales

Para trabajos más específicos es importante que busques una herramienta acorde con la naturaleza del mismo. Dos tipologías que podríamos catalogar como “especial” son los destornilladores de electricista y destornilladores de precisión:

Destornilladores de electricista

Enfocados a los trabajos donde haya algún contacto con la electricidad. El vástago y el mango están fabricados con materiales aislantes. Si necesitas controlar la tensión en enchufes y otras fuentes tienes que intentar disponer de un destornillador con detector de tensión, cuyo mango posee una resistencia que se iluminará al detectar corriente.

Destornilladores de precisión

Los trabajos minuciosos y con objetos de pequeñas medidas quedan cubiertos por un destornillador de esas dimensiones y diferentes puntas intercambiables, por ejemplo. Estos destornilladores son típicamente usados para manipular teléfonos móviles y otros aparatos de reducidas dimensiones.

¿Qué destornilladores empleas tú de manera diaria en tu profesión? ¿Tienes un buen juego de destornilladores? ¡Déjanos tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *