6 Consejos para el Uso de un Polipasto

 

La mayoría de instalaciones industriales o fábricas conocen muy bien esta máquina; el polipasto es un aparato muy útil para levantar cargas pesadas o desplazarlas. Su rendimiento y su utilidad hacen del polipasto una máquina muy práctica, convirtiéndola en una de las más usadas para este efecto. No obstante, no estamos ante una máquina sencilla y trabajar con grandes volúmenes siempre conlleva un mayor riesgo. En este artículo aclararemos definición y tipos de polipasto y dedicaremos un espacio a explicar cuáles son las principales precauciones de uso que debemos tener en cuenta para máxima seguridad.

 

Polipasto: definición y tipologías

 

El polipasto es una de las máquinas más usadas en fábricas que trabajan con materiales o bultos pesados. Se basa en dos conjuntos de poleas que permiten la movilidad de un artículo pesado sin tener que hacer el esfuerzo de levantar todo su peso.

 

Podemos encontrar polipastos eléctricos, manuales o que activan su uso mediante palancas. Sean del tipo que sean, pueden ejercer el desplazamiento de los objetos mediante cadenas, cables o cuerdas, según la tipología elegida. Asimismo, algunas tipologías de polipastos más avanzadas proponen máquinas con brazos o incluso mejorar su instalación colocando rieles en el techo de la fábrica.

 

Top 6 precauciones de uso del polipasto:

 

  • Observa la cadena: No debes usar el polipasto si la cadena de la polea tiene algún tipo de desperfecto, está torcida, desgastada o incluso enredada. Si ves que tiene algún desperfecto no intentes arreglarla tú: llama siempre al personal de mantenimiento preparado para ello. Protege la cadena de cualquier tipo de salpicadura o chispa de soldaduras o similares. No la ates o enredes alrededor de la carga bajo ningún concepto.
  • Cuidado con las personas: puede que tengas instalada una polea en el techo de la fábrica; esto no impide que la carga pueda desprenderse del polipasto y dañar a alguien. Asegúrate de que nadie pasa por debajo de la carga y que el personal queda alejado de ella.
  • Vigila el movimiento del polipasto: para un uso correcto, el polipasto no debe tener el camino restringido de ninguna manera y el recorrido debe realizarse en línea recta entre gancho y gancho.
  • Coloca la carga correctamente: la sujeción de la carga debe ser 100% segura, no puede haber margen para que se suelte o no quede correctamente balanceada.
  • Advertencias de seguridad: el polipasto tiene ciertas indicaciones básicas de seguridad en su cuerpo, normalmente se encuentran en pegatinas. No las arranques y mantenlas siempre a la vista. Rótulos o pegatinas deben ser totalmente legibles por todos los operarios.
  • Formación del operario: la persona o personas encargadas de usar el polipasto deben recibir una formación específica para el empleo de esta máquina. Incluso si han usado algún tipo de polipasto antes, puede que el modelo sea distinto, por lo que es importante que el usuario se familiarice con la nueva máquina antes de ponerla en marcha.

Ahora que conoces más detalles acerca del polipasto y de sus precauciones de uso, cuéntanos: ¿tienes esta máquina en tu fábrica? ¿Crees que no hemos mencionado algún consejo de seguridad? Cuéntanoslo en nuestra comunidad.

 

Fuente : Bextok

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *