Conoce cómo Reducir los Riesgos al Soldar Acero Inoxidable

 

Los aceros inoxidables resultan una excelente elección para la construcción de equipos para la industria tanto química como láctea, alimenticia, biotecnológica así como para otros usos arquitectónicos, en la metalúrgica, etc. Sin embargo, existen algunos riesgos para la salud al soldar acero inoxidable que debemos conocer.

 

Los agentes químicos que pueden estar presentes en las tareas de soldadura descritas son varios y su procedencia también es muy variada. De este modo encontramos agentes procedentes del material base, compuestos de cromo (III), compuestos de cromo (VI), compuestos inorgánicos insolubles de níquel, óxido de hierro (III): Fe2O3 y óxido de manganeso (IV): MnO2. Estos componen los riesgos típicos de trabajar con acero inoxidable.

Debemos tener en cuenta que los aceros inoxidables que contienen níquel son indispensables en la construcción de equipos para muchas industrias. Estos aceros se usan en lugar de los aceros convencionales por sus excelentes propiedades tales como: resistencia a la corrosión, dureza a baja temperatura y buenas propiedades a alta temperatura. Su calidad es equiparable a la peligrosidad que entraña el trabajo con ellos.

Existen algunos factores de riesgo. Estos son los más importantes:

  • Ausencia de equipos de ventilación o deficiencias en el diseño o funcionamiento de éstos.
  • Formación deficiente de los trabajadores en el uso de los equipos de ventilación.
  • Ausencia de formación en el uso de pantalla de soldadura, concretada en la elección de un ocular muy oscuro que obligue al trabajador a acercarse mucho al punto de soldadura.
  • Realización del trabajo en posiciones desfavorables: soldadura de suelo, de techo o soldadura horizontal con excesiva proximidad al punto de soldadura.
  • Ausencia de protección individual respiratoria en las operaciones en las que resulte necesaria

Medidas de reducción del riesgo

¿Cómo podemos minimizar todos estos riesgos? Tomando medidas preventivas. Conociendo los factores de riesgo a los que nos encontramos expuestos, podemos diseñar una serie de procedimientos o normas que nos ayuden a controlar ese riesgo, y reducirlo para trabajar con total seguridad y toda la comodidad posible.

Es necesario trabajar con una serie de medidas de protección colectiva para controlar el riesgo cuando estamos soldando con acero inoxidable como hacerlo en una cabina de soldadura que esté perfectamente localizada en un puesto fijo, que tenga un sistema de ventilación móvil así como aspiración acoplada al útil y se haga con equipos de protección individual adecuados. Es muy importante tener esto claro y no soldar a la ligera con acero inoxidable.

Ropa especial para soldar acero inoxidable

Varios de los riesgos analizados hacen necesaria ,a utilización de diversos equipos de protección individual.

Existen otros elementos del uniforme que necesitamos para protegernos al soldar acero inoxidable. Son estos:

  • Guantes, polainas, manguitos y mandiles de cuero.
  • Calzado de seguridad.
  • Caretas o pantallas faciales equipadas con filtros ópticos
  • Gafas o pantallas faciales contra impactos

 

Fuente: Bextok

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *