¿Tienes Problemas con Tu Piscina?

PROBLEMAS CON LA PISCINA

Tener una piscina puede ser excelente, y ¿a quién no le gusta bañarse en ella? Pero si no la cuidamos y llevamos un buen mantenimiento, la diversión se nos va a terminar rápidamente. Hoy veremos cuáles son los principales problemas de una piscina y cómo solucionarlos.

 

1. APARICIÓN DE ALGAS

No importa lo mucho que lo intentes, este es un problema muy común que en algún momento acabará apareciendo en tu piscina. Para combatirlas, lo primero que deberíamos hacer es identificar a qué tipo de algas nos enfrentamos, las más comunes, son las algas verdes que se encuentran en las paredes o flotando por el agua, haciendo que esta se vea verde.
Una vez hayamos detectado que tipo de alga es, tenemos varias opciones.

 

• La más sencilla y asequible es limpiar las paredes de la piscina con un cepillo especial para piscinas.
Hacer eso hará que las algas se despeguen de las paredes. Si tu piscina está hecha de hormigón, recomendamos utilizar un cepillo de acero y, si tu piscina es de vinilo, utiliza un cepillo de nylon.

 

• Otra opción para combatirlas sería adquirir un limpiafondos robot para piscinas, puesto que hace el trabajo sucio de manera efectiva.
También se puede usar la bomba de agua, dejándola funcionando durante 24 horas, y así nos aseguramos de que elimina toda el agua sucia de la piscina y mientras tú puedes cambiar el filtro y quitar el exceso del resto de plantas.

 

2. FILTRO SUCIO

Un filtro sucio y obstruido funcionará, pero hará peor su trabajo y no será tan efectivo como uno que esté limpio.
Este no es el peor problema. De hecho, es uno de los mas comunes, y tiene fácil solución, incluso los más pequeños de la casa podrán ayudarnos con esta tarea.

 

Sacaremos el filtro de cartucho, y con una manguera con agua a presión lo limpiaremos. Una vez quede  limpio, lo volveremos a poner en su sitio, y encenderemos la depuradora, para que pueda hacer una limpieza.

 

No olvides limpiar a menudo el filtro.

 

En el caso de los filtros de arena, hablaremos mas detalladamente en otro artículo.

 

 

3. SUPERFICIE RUGOSA

¿Alguna vez has salido de la piscina y has notado que tus dedos estaban sangrientos o doloridos? ¡Suena mal pero es así! Una superficie rugosa no es buena para los pies, ya que nos podemos hacer daño.

 

La superficie rugosa puede venir originado por quién haya instalado/construido la piscina y del material que usaron. Pero las posibilidades son mayores de que pueda ser el resultado de la acumulación de calcio.

 

Para limpiarlo, lo podemos hacer de dos formas:
– Cepillando las paredes y el fondo de la piscina para quitar el exceso de cal, luego pasamos el limpiafondos para eliminar de manera definitiva la cal.
– Otra opción es vaciar la piscina y limpiarla con algún producto especial anti cal. Pero ojo con esta opción, tendremos que tener en cuenta la normativa de piscinas que nos afecte, pues no podemos vaciar una piscina cuando se nos antoje, sobre todo y teniendo en cuenta un uso responsable del agua.
Cuando hayamos eliminado la cal, recomendamos añadir algún producto para prevenir la aparición nuevamente en un futuro.

 

4. LA BOMBA NO ARRANCA O SE APAGA

Dos problemas muy comunes en las bombas de la piscina son que no arrancan o se apagan.
Si no arrancan la causa es un fallo en el sistema eléctrico, y la solución sería revisar el sistema y en caso de que haya algún problema llamar a un profesional.
En cambio, si el problema es que se apaga es porque posiblemente haya un sobrecalentamiento. La solución para ello es comprobar si hay algún atasco. Si no lo hay y el sobrecalentamiento continúa, sitúa la bomba en una zona más sombría.

 

Y tú,¿ tienes otro problema que no aparece en este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *